El sistema promoverá la co-responsabilidad de los cuidados entre hombres y mujeres

arrow-1217946_640En entrevista con LARED21, Julio Bango, secretario nacional de Cuidados, señaló que los primeros en recibir los servicios serán aquellos adultos mayores de 85 años y los menores de 29 con dependencia severa. Los servicios brindados dependerán, del grado de dependencia de la persona y no del nivel económico que tengan.

¿Qué aspectos nuevos ya están definidos del Sistema Nacional de Cuidados?

En  el país ya tenemos tradición en políticas de infancia. Desde el 1° de marzo de 2015, hemos logrado llegar a más niños con los Centros CAIF, y con los Jardines de Infantes de ANEP para niños y niñas de tres años. Ingresaron 5.880 niños y niñas de uno, dos y tres años. En el caso de los de tres años, la aspiración es que en el año 2020 se universalice. Es decir, sí cualquier familia quiere mandar a un niño de tres años a un servicio de cuidados, tenga donde mandarlos.

Este año entraron 3.000 niños y niñas a los jardines de ANEP, cuando teníamos previsto que entraran 1.300. Ya alcanzamos la meta del 2017.

Y con estos son 6.000 niños los que entran, porque debemos incluir los 2.200 que ingresaron a los Centros CAIF y unos 700 que ingresaron a través de las becas socioeducativas. Estas becas son para aquellos que viven en un barrio donde no hay un servicio público, pero hay una guardería privada. Lo que hacemos es, cuando su familia no tiene recursos,  le otorgamos una beca para que asista a la guardería privada. El pasado 4 de abril, instalamos el Portal de Cuidados, que es el dispositivo donde se reciben todas las demandas y necesidades. Este portal  funciona, como receptor de los que se quieren formar para trabajar en el sector de cuidados. Junto con la provisión de los servicios, lo que llevamos es una estrategia de formación de los recursos humanos, para asegurar “un piso de calidad” de los servicios que se brindan. El Poder Ejecutivo aprobó el decreto para la nueva versión de los “asistentes personales”, que va dirigido a las personas que están en dependencia severa. Esa persona (con dependencia severa), podrá acceder a un “asistente personal” que lo acompañará unas cuatro horas diarias, aliviando la carga para la familia. El asistente, estará para las tareas que esta persona necesite, desde estar en su casa, acompañarlo a pasear o ir a buscarle los remedios, para poner algunos ejemplos.

¿Qué alternativas se ofrecen a las mujeres jóvenes para los recién nacidos?

Antes de que el sistema se implantara, las personas de alguna manera resolvían el cuidado de sus hijos.

 

A partir de julio, haremos una experiencia en los Municipios A y G en Montevideo, en el eje de Ruta 5 en Canelones y en Ciudad del Plata en San José, lanzaremos las “Casas de Cuidado Comunitario”.

Hoy tenemos una 5.000 personas que en sus casas cuidan niños y tenemos unas 10.000 personas que van a cuidar a domicilio. Reconociendo esta realidad, es una oportunidad para crear nuevas reglas de juego, regularizar estos servicios y dar   oportunidad a las personas para que se formen. Pongamos ejemplos: una persona cuida a tres niños en su propia casa. Veremos si en esa casa cumplen con las condiciones y vamos a validar si está en condiciones de hacerlo, a la vez a ella (la persona que cuida) le daremos una formación básica para que esté en condiciones de asumir la tarea. A las personas que hoy reciben ese servicio, les daremos un subsidio para que puedan pagar “la cuidadora comunitaria”. La idea es juntar dos o tres cuidadoras comunitarias y las ponemos en una misma infraestructura. Hay organizaciones que tienen estructura física subutilizada y las ponemos ahí para que atiendan más niños y generamos una alternativa flexible y con calidad. La flexibilidad nunca representará pérdida de calidad. Hoy día tanto un CAIF o un Jardín  cierra a las 16, o 17 horas y las personas trabajan hasta las 18 y 19 horas y se complica para dejar a los niños. Con las “Casas de Cuidado Comunitario”, queremos llenar esos vacíos. Servicios que se adecuen a las necesidades de la gente y no a la inversa. Empezaremos con esta experiencia, para testearla y ajustarla y luego la iremos expandiendo a todo el país.

Respecto a la tercera edad ¿la idea es empezar con aquellos que tienen dependencia severa y 85 años de edad? ¿Y qué pasa con los que tienen entre 65 y 85 años?

La idea es la siguiente: una persona en el barrio de La Teja que tiene 85 años y que está en una situación de dependencia severa llama al Portal de Cuidados 0800 1811. Ahí pacta una entrevista en su casa y aplicamos el “baremo dependencia”. Este es un instrumento que te permite medir si estás o no en situación de dependencia. Luego de la entrevista y la evaluación se determinará si efectivamente tiene derecho a acceder a un “asistente personal”. Como no hay recursos económicos para brindar el servicio a todos los que lo necesitan a la vez, siempre pongo el ejemplo del FONASA, los primeros colectivos ingresaron en 2009 y ahora el 2016 ingresarán los últimos. Es decir, el Sistema tiene que ser gradual. Tuvimos que definir un criterio para saber quienes ingresan primero y quienes después. Una forma de resolverlo es las personas en situación de pobreza ingresan primero,  pero esta no es una política para las personas pobres sino que es para todas las personas con dependencia severa.

El criterio del Sistema de Cuidados es si tenés dependencia severa o no, y no si tenés dinero o no tenés dinero.

Esos serán los criterios para organizar el ritmo de entrada. Nosotros implementaremos dos criterios, los que tengan dependencia severa provocada por el proceso de envejecimiento y en este 2016 tengan 85 años, serán los primeros en recibir los servicios y en el 2017 para los que tengan  80 en adelante y así seguiremos bajando. La dependencia severa se “dispara” a partir de esa edad. Además, las personas de 85 años y más, son los que tienen menos tiempo para esperar. Por otro lado, las personas que tienen dependencia severa producto de una discapacidad. Empezaremos por los menores de 29 años. Este año ingresarán al Sistema, las menores de 29 años  con dependencia severa provocada por una discapacidad  y los que tienen 85 años y más y tienen dependencia provocada por los años. La idea es ir bajando la edad. El Sistema se aplicará en forma gradual y no solo por un problema de plata sino porque hay que ir formando los recursos humanos para garantizar la calidad de los servicios.

De las llamadas que reciben algunos es para preguntar si tienen posibilidad de recibir el servicio y otros llaman para pedir trabajo. ¿Es así?

Cuando las personas llaman al Portal, le tomamos los datos y lo que haremos una vez que tengamos firmado el acuerdo con INEFOP (Instituto Nacional  de Empleo y Formación Profesional) que es quién tendrá la responsabilidad de la formación de los “asistentes personales”, básicamente  aquellas personas que no tienen experiencia y 18 años cumplidos, los ponemos en contacto con INEFOP. El INEFOP la llamará y junto con otras personas, tomará un curso de capacitación.

 

Ese curso de formación (asistentes personales)  será gratuito y tendrá una carga mínima de 90 horas.

Puede haber otra situación y es la de aquellas personas que dicen que ya hicieron cursos antes, ahí es el Ministerio de Educación y Cultura el que va a validar el proceso de formación que tienen. Esa validación será total o parcial, en función de los contenidos de los cursos que hicieron, y lo que les reste van a tener un plazo para poder formarse. Nadie por no tener el curso de formación que estamos exigiendo, se quedará sin trabajo y se le dará el tiempo para culminarlo. Hay otra situación, la de aquellas personas que hace 5 años que trabajan que son idóneas. Se podrán presentar al Portal  de Cuidados, plantean su situación y ahí lo que se hace es un proceso de “certificación de competencias”. UTU le tomará una prueba y le otorgará los créditos que le correspondan. Por tanto, quién tenga un “asistente personal” sabrá si esa persona está debidamente preparada.

Hoy hay muchas empresas de acompañamiento. ¿Qué evaluación se hace de estas empresas y de la calificación de su personal? ¿Las empresas estarán obligadas a calificar a su personal?

El servicio de las empresas de acompañamiento, se concentra básicamente en acompañamiento en internación y post internación. Todavía no tienen “asistentes personales” permanentes, como tendremos en el Sistema de Cuidados.

 

Apostamos que las empresas de acompañamiento, se sumen al Sistema de Cuidados y que tengan  servicios de asistentes personales.

Obviamente tendrán que estar en el marco de las reglas de juego del Sistema. Todas las empresas que quieran brindar este servicio, su personal tendrá que ser formado. Estoy convencido que esto será una ventaja para las empresas, la formación será gratuita. Los cuidadores tendrán que pasar por la formación de INEFOP, para garantizarnos la calidad de los servicios.

¿Es el Estado el que contrata “asistentes personales”?

No es el Estado el que contrata, no habrá ni más funcionarios públicos, ni cuidadores estatales. El funcionamiento del Sistema, asegura la formación de los recursos humanos, asegurarse que la gente tenga la capacitación y esto tiene una dignificación en su trabajo profesional.  La función social de la tarea es muy importante.  Se gana en condiciones de dignidad laboral, al estar certificada su formación.

 

El Sistema de Cuidados asegura la formación de los recursos humanos y asegura  también la provisión de subsidios para personas que requieren el servicio y no lo pueden pagar.

La contratación de ese asistente personal puede ser por varias vías: se contrata de forma directa como hoy día, y además se agregan dos posibilidades: que una empresa dé ese servicio o que una cooperativa dé ese trabajo. Nosotros promovemos que se formen cooperativas y ofrezcan los servicios para los que lo requieren. También para los que quieran armar una cooperativa, habrá una formación específica en “gestión cooperativa”. El Instituto Nacional de Cooperativismo, será quién dé esta formación. También la formación será gratuita y se extenderá a todo  el país. Por tanto, habrá formación en cuidadores personales para aquellos que quieran formar una cooperativa.

En Uruguay las personas que cuidan son mujeres ¿el Sistema tiene una mirada de género para atraer a los hombres a los cuidados?

En general se piensa que el Sistema es únicamente dar servicios, pero el Sistema  tiene otro objetivo, que es promover la corresponsabilidad en los cuidados entre hombres y mujeres. Hoy el trabajo de cuidados lo hacen las mujeres. Pensemos como cambiaría la calidad, si los varones nos involucráramos en los cuidados. La idea es ser más equitativos y permitir que las mujeres puedan hacer otras cosas además de cuidar.

 

El Sistema batallará para disminuir la desigualdad de género.

En un momento de menor crecimiento económico ¿con cuánto dinero se cuenta?

 

El dinero proviene del Presupuesto Nacional, no se han generado ni se van a generar nuevos impuestos para solventar el Sistema.

El presupuesto aprobado nos permite llegar a determinadas metas para este quinquenio y dependerá de la evolución de la economía. En 2017 con la Rendición de Cuentas, se hará una nueva evaluación no solo del Sistema de Cuidados sino también de todo el presupuesto estatal. Ahí veremos sí se pueden aumentar los recursos o seguimos con lo que tenemos. Lo importante del Sistema, es que no solo incorpora personas al servicio, sino también políticas de regulación, de formación, que no se miden en cantidad de personas que ingresan al servicio, pero que hacen a la calidad que tiene la gente en relación a los cuidadores. Esto será un cambio sustantivo que llegó para quedarse. Esto llegó para quedarse, la ley que fue aprobada por todos los Partidos Políticos. Tendemos a pensar, que en las próximas décadas, habrá Sistema de Cuidados. Esto es ganancia para el conjunto de la sociedad.

¿De qué volumen de dinero estamos hablando?

Para 2016 unos 40 millones de dólares y unos 70 millones para el 2017.

FICHA TÉCNICA

Julio Bango nació el 10 de setiembre de 1962, ingresó a miliar en el Partido Socialista en 1983. Es sociólogo y tiene una maestría en Ciencias Políticas. Fue docente universitario en la Facultad de Ciencias Sociales y en la de Ciencias Económicas. Fue Secretario de Infancia durante el segundo gobierno municipal de Mariano Arana. Se desempeñó como Director de Infamilia del MIDES. En la legislatura 2010 -2015 fue diputado socialista Y en 2015 fue elegido  Secretario Nacional de Cuidados.

 

Fuente: http://www.lr21.com.uy/comunidad/1286697-julio-bango-sistema-nacional-cuidados-entrevista-salud-atencion-medica