4º Encuentro de la Plataforma para la Infancia y Adolescencia del Uruguay

El 23 de julio de 2021 se realizó el 4º Encuentro de la Plataforma sobre la temática: Experiencias de Participación de niñas, niños y adolescentes y su voz en los procesos judiciales. Contamos con la participación de dos profesionales con larga trayectoria en defensa de los derechos humanos de la Niñez y Adolescencia: Mariela Solari, trabajadora social y magíster en educación, actualmente directora de la Unidad de víctimas y testigos y de la Unidad de Género de Fiscalía General; y Susana Falca, abogada y docente, integrante del consultorio jurídico de la Facultad de Derecho de la UDELAR.

 Los expositores integrantes de la Plataforma fueron Carola Comas, maestra y coordinadora de Infancia y Adolescencia del IPRU, y Gastón Cortés, docente de secundaria e integrante del programa Infancia, Adolescencia y Juventud del Abrojo. Miembro activo del CDNU.

Se inició la Jornada con un intercambio entre participantes a partir de las siguientes preguntas disparadoras:

  • ¿Qué experiencias identifico dentro de la práctica que realizo con niños/as y adolescentes que pueda nominar como práctica en relación a la construcción del derecho a la participación?
  • ¿Cuáles entiendo son las claves de una propuesta en este sentido?
  • ¿Qué dimensiones entiendo es imprescindible que se encuentren presentes en una experiencia para calificarla de “participativa”?

Luego se dio paso a las palabras de las expositoras: Destacaremos algunos momentos de sus intervenciones.

Susana Falca:

“… tanto niños como adultos están en el mismo nivel de condición jurídica, de acuerdo a la etapa que esté transitando.

La participación de los niños en todos los procesos judiciales se hace a través de los abogados. La voz no se introduce de cualquier manera, hay reglas y procedimientos en las prácticas judiciales. 

Los abogados, ni en su función de curador ni en su función de abogado, pueden suplir la voz de los niños. Esto es fundamental porque permite garantizar la participación. Si un niño no quiere participar no se puede obligar su participación. A partir de los 13 años, se supone que el niño tiene capacidad de conocer las leyes y las consecuencias en relación a sus acciones. En el caso de las tenencias no debería ni haber juicios; en el caso que solamente se esté tramitando la tenencia la voz de los gurises debería tomarse en cuenta de manera vinculante. A veces los niños no quieren participar en las disputas entre sus padres; pero son convocados. Lo primero que debería hacer el abogado es conocer al niño, saber lo que quiere. Muchas veces los procesos de familia se demoran muchísimo. Se indican los plazos que existen. Hay una práctica muy extendida, que es esperar a que el juicio avance un poco más; entonces el juez no tiene información acerca de lo que el niño está planteando. Informar a los jueces sobre lo que el niño pretende es fundamental. Entonces el proceso judicial es el comparecer de un niño en una audiencia donde se ve coaccionado –aunque no se de expresamente- pero la situación ya se presenta bastante inhabilitante para él; y su participación se ve disminuida y distorsionada. El abogado tiene que decir lo que quiere el niño; defender los derechos del niño; y tiene que usar todas las herramientas que el derecho nos da para que la voz de ellos sea escuchada. No es la única voz, está la de los adultos en los procesos judiciales. Pero el que tomará la decisión será el juez. Es un ambiente al que no se está acostumbrado. Cuando se llega a un juzgado es porque la situación ya está complicada”. 

Mariela Solari

Compartió una primera presentación sobre los conceptos de participación, interés superior del Niño, autonomía progresiva, y el rol de los adultos y del Estado en el Cuidado y la Protección. En segundo lugar se refirió al Sistema de justicia penal:

 “ Los niños llegan a los procesos judiciales cuando se ha recorrido un proceso con los adultos. Se llega porque están en una situación de problema. En general los abogados tienen un lenguaje bastante encriptado. La primera clave para la participación es la información.

 Para que los niños puedan participar en los procesos que tengan que ver con su salud o su bienestar,  tienen que recibir información de calidad; de la misma manera, en el sistema de acceso a la justicia, se los debería informar para que puedan participar de manera activa. Y esto es un gran desafío. Los profesionales no conocen las características de los ámbitos de jusiticia; a modo de ejemplo ¿ qué pasa con una situación de familia? Una cosa son las situaciones de disfunción de su entorno familiar; no es tan sencillo recabar su opinión o recabar su voz en estos procesos (violencia, abuso u otros). No podemos perder el interés superior del niño; escuchar el interés y las necesidades. Muchas veces intervinieron muchos técnicos y uno se pregunta que hablaron con el niño; sabemos que se tiende a no preguntar para evitar la revictimización. No se le informa de los pasos que van a seguir. En los casos de abuso sexual hay una reacción de ir directamente a hacer la denuncia sin informar previamente a los interesados”. 

”Una cosa es escuchar la voz de los niños y cómo ubicamos la voz de los niños corriéndonos del lugar de expertos. Cómo escuchar sin que los prejuicios de los técnicos nos ponga de un lugar o del otro? La formación de los técnicos para el manejo de la transferencia y la contratransferencia en el trabajo con los niños es fundamental”.

“Cuánto de todo lo que los gurises transitaron generó un cambio en la práctica política? En los servicios orientados para ellos? Tenemos que poder evaluar cuánto hay de incidencia efectivamente en estos espacios de participación que promovemos? 

Cuando estás en una práctica de vinculación directa con los gurises, te puede pasar que te pierdas o no tengas una pared donde proyectar esto. Durante este tiempo nos han reclamado sobre esta frase. Esta frase se construyó en este proceso pero no está. Y es un balde de agua fría o un baño de realidad de las limitaciones adultas, institucionales o como queramos llamarle”. (Intervención de Mariela Solari en el 4º encuentro de la Plataforma Infancia. 23/07/21)