Observaciones al Plan de Cuidados 2021-2025

El 20 de julio el Ministerio de Desarrollo Social presentó ante la prensa el Plan Nacional de Cuidados 2021-2025.

Si bien el plazo legal para su presentación caducó hace un año, la Red Pro Cuidados saludó su concreción como señal de sostenimiento de la política.

En la sesión del Comité Consultivo de Cuidados, celebrada el 25 de junio con las nuevas autoridades, Nicolás Scarela y Florencia Krall, se presentó un borrador del Plan Nacional de Cuidados ante las organizaciones sociales.

La Red Pro Cuidados elaboró y entregó al MIDES una serie de observaciones, comentarios y propuestas de agregados y sustitutivos al borrador. Hasta la fecha no hubo ninguna devolución sobre estas observaciones, pese a que el Plan ya quedó públicamente presentado en una sesión exclusiva para la prensa, donde las organizaciones sociales no fueron invitadas.

A continuación, se resumen los principales comentarios de la Red Pro Cuidados al Plan de Cuidados:

  1. Tanto en los objetivos como en el desarrollo de componentes faltan metas de cobertura y acciones concretas, y los recursos asociados. Dado que este Plan se está presentando con el Presupuesto ya aprobado y en marcha y en pleno proceso de rendición de cuentas, sería importante contar con una planificación inicial al respecto.
  2. Es confuso (sobre todo en el desarrollo de componentes) la referencia conjunta a articulación interinstitucional (definitoria del diseño del Sistema) y a los ámbitos de participación social. Es fundamental fortalecer la Junta Nacional de Cuidados como órgano de gobernanza política del Sistema de Cuidados.
    • Es importante incluir los cometidos más importantes de la Junta que surgen del decreto 445/016.
    • Quienes integran la Junta son los/as titulares de cada una de las instituciones. Es decir Ministros/as, Presidentes/as  o Directores/as Generales. Esto es clave a la hora de jerarquizar el ámbito. El decreto reglamentario y el reglamento de funcionamiento prevén como tratar las ausencias y sus respectivas suplencias. Pero en el Plan debería quedar clara la integración del órgano.
    • Falta mayor referencia a las comisiones interinstitucionales. En función de la alta jerarquía de la Junta, estas instancias son claves para asegurar un trabajo cotidiano entre las instituciones para el desarrollo de los distintos componentes del Sistema. En la primera etapa de implementación funcionaron comisiones de Infancia, Dependencia, Formación, Regulación y Comunicación. Todas ellas fueron decisivas y consideramos lo siguen siendo para encarar esta segunda etapa de implementación de la política.
  3. El anclaje de la Secretaría en el MIDES y la Presidencia de la Junta en el ministro de Desarrollo Social definen el rol del Ministerio en el Sistema. Sin embargo, el Plan Nacional de Cuidados no es el Plan de la Secretaría, es el Plan Nacional del SNIC. En varios pasajes del documento creemos se confunden estos aspectos.
  4. Sobre el Comité Consultivo de Cuidados sugerimos incorporar un desarrollo mayor de los cometidos más importantes definidos en el Art 2 decreto N° 444/016
  5. El organigrama de la Dirección de Cuidados expresado no brinda las posibilidades para hacer una correcta gestión de los distintos componentes del Sistema.
  6. El texto no da cuenta del rol de la política de cuidados en la promoción de la igualdad de género. Se sugiere reformularlo.
    • El apartado sobre la Unidad Especializada en Género contiene elementos que deberían ubicarse en el capítulo de Fundamentación.
    • No queda claro por qué se desarrolla en el componente Articulación y Participación. El enfoque de género es transversal a todos los componentes del Sistema.
  7. Creemos que falta incorporar la idea de cuidados como cuarto pilar de la protección social (junto a la educación, la salud y la seguridad social).
  8. No se hace mención al Congreso de Intendentes como integrante de la Junta Nacional de Cuidados, tal como establece la ley 19.353.
  9. Sobre el programa de Asistentes Personales, no se comparte el espíritu de focalización propuesto. El Sistema tiene entre sus principios la universalidad. Hay que diferenciar entre el derecho consagrado y la viabilización de los servicios en condiciones de calidad del subsidio para la contratación en tanto prestación (asegurando la formación y la regulación). El objetivo debiera ser que a aquellas familias que contratan un/a asistente a su cargo puedan hacerlo en el marco del SNIC (que figure en el Registro, que puedan contratar a una persona formada, que cuenten con mecanismos de supervisión y fiscalización, etc).
    • Respecto a la flexibilización horaria se llama a tener especial cuidado. Dado que son poblaciones objetivo del sistema tanto las personas que requieren cuidados como las que cuidan (de forma remunerada y no remunerada), el paquete de horas previsto estuvo pensando no solo para asegurar un tiempo mínimo de cuidados sino que permitiera:
      • en la hipótesis de atención diaria, un/a AP con dos personas usuarias podría conformar una jornada laboral de 8 hs.
      • en cuanto a quien se desempeña como cuidador/a principal a nivel familiar, este tiempo puede significar un turno para asistir a un centro educativa o la oportunidad de tener un trabajo part time.
    • Insistimos en la necesidad de clarificar para todas las acciones las reservas presupuestales previstas y la cobertura proyectada.
    • Respecto al fortalecimiento de la calidad, sería importante avanzar en el proceso iniciado en la primera etapa del SNIC de constituir un Modelo de la Gestión de la Calidad, en particular para los servicios orientados a la atención a al dependencia.
  10. Respecto a los Establecimientos de Larga Estadía para Personas Mayores, se sugiere que en los indicadores de calidad debería incluirse la promoción de la participación organizada de residentes y familiares.
  11. Sobre el capítulo de Infancia, insistimos en la necesidad de incluir el cronograma de aperturas de centros previsto. El Plan tiene que dejar claro si está prevista la dotación de recursos humanos necesarios y su financiamiento para asegurar una atención de calidad a la población infantil que será atendida en los nuevos centros.
    • Existe normativa que regula ingreso: Circular 32/2006, (DGEIP) reglamenta ingreso de 3, 4 y 5 años con edad cumplida al 30 de abril, y Convenio de Cooperación Interinstitucional entre ANEP, INAU, Plan CAIF y MIDES que regula la continuidad del proceso educativo y su coordinación.
    • Se podría agregar como desafío: Para responder al déficit importante de cuidados en la población escolar (4 a 12 años), experimentar modalidades novedosas de atención en contra horario de la escuela, mediante por ejemplo la ampliación de convenios (INAU-OSC) de Clubes de Niños cuya capacidad edilicia no está aprovechada al máximo. En el período pasado se llevó una experiencia puntual en Malvín.
    • En la enumeración de actividades faltan las acciones previstas para asegurar la continuidad educativa de estudiantes embarazadas, y madres o padres de niñas y niños de hasta cinco años. Se dirige a estudiantes de educación media: liceos y UTU. El acuerdo responde a un trabajo interinstitucional realizado por CODICEN de la Administración Nacional de Educación Pública, MIDES e INAU.
    • Sobre las Becas de Inclusión Socioeducativa es importante implementar una formación específica complementaria, dirigida al personal de estos centros privados, que contemple la adquisición de competencias para atender a niñas, niños y familias en situación de vulnerabilidad. Además, sería importante especificar qué equipos realizarían las derivaciones y acompañamientos y qué supervisión tendrán estos centros privados en el trabajo con las familias en situación de vulnerabilidad.
  12. En materia de formación, al final de la primera etapa del SNIC se realizó un proceso a partir de una cooperación con el progarama Eurosocial del que la Red Pro Cuidados (al igual que  otras organizaciones del Consultivo) formó parte. En este marco se trabajó en la propuesta de formación avanzada que fue validada por las instituciones involucradas y que consideramos es un buen insumo para no volver a empezar de cero.
  13. En el componente de regulación falta distinguir de mejor forma los aspectos de regulación de servicios y regulación laboral.
    • El catálogo de servicios forma parte de la Reglamentación de la Ley de Cuidados
    • Donde se menciona que «en este quinquenio se visualiza fundamental delimitar las competencias en materia social y en materia sanitaria del MIDES y del MSP», vale aclarar que ya está prevista por el Decreto 356-2016.
    • Respecto a la Ley de Salud Mental, se solicita clarificar cuáles son las acciones propuestas al respecto.
    • Sobre regulación laboral es importante respetar las formas de organización de las personas que trabajan en cuidados, sin imponer formas que atenten contra la libertad de sindicalización.
    • En materia de calidad, es necesario especificar a qué se refiere con «regulación social”.
    • Sobre la definición de un marco de sanciones en el programa de Asistentes Personales, la Junta de Cuidados aprobó un protocolo para el trámite de denuncias con roles institucionales diferenciados que debiera ser puesto en funcionamiento. Sin perjuicio de que pueda mejorarse, hay que tener en cuenta las particularidades de las relaciones sobre todo en el trabajo en los hogares y las dificultades que supone la forma de contratación.
    • Respecto a las licencias parentales, introducir cambios que comprometan con la corresponsabilidad, particularmente con respecto a la participación de los varones como las licencias de uso exclusivo.
  14. En materia del componente de gestión de la información y el conocimiento y la referencia específica a una app, entendemos que constituye más un canal del Portal que en el marco del Registro de Cuidados, que hasta ahora se concebía como un instrumento de la gestión desde las distintas instituciones que forman parte del SNIC.
  15. Sobre el componente de comunicación entendemos que están faltando varias iniciativas que se venían desarrollando de las que tenemos buena evaluación:
    • la celebración del Mes de los Cuidados en abril que buscaba visibilizar el tema y el Sistema desde todas las instituciones públicas pero también desde los diferentes ámbitos sociales.
    • la emisión de mensajes de difusión del derecho al cuidado y promoción de la corresponsabilidad social y de género en fechas especiales: 8 de marzo; 1 de mayo; días de la madre, padre, abuelos/as; día internacional de las personas mayores; día internacional de las personas con discapacidad; día de los niños y niñas, etc.
  16. En el componente de articulación y participación, como fue mencionado, creemos que esta presentación es un poco confusa. Más allá de la decisión de incorporar un sexto componente a la implementación del SNIC, creemos en definitiva que lo que se aborda aquí es el fortalecimiento de la institucionalidad del Sistema, conformada por la Junta, la Secretaría de Cuidados y el Comité Consultivo. Por otra parte al final del apartado se incorporan de forma confusa acciones que entendemos corresponden al trabajo de la Unidad de Género.
    • Creemos que el trabajo de vinculación y cooperación internacional trasciende ampliamente lo aquí planteado. El SNIC ha sido referencia para los países de la región y para múltiples organismos internacionales que han visto en la experiencia uruguaya un modelo a presentar y replicar. Así en la primera etapa de implementación sabemos de la cooperación con Aecid, BID, Cepal, ONU Mujeres, PNUD, Eurosocial, entre otros, que se suman a múltiples instancias bilaterales en las que países de la región vinieron a conocer la experiencia uruguaya (incluyendo el diseño institucional que incorpora la participación social).
    • Respecto a la propuesta de «acordar criterios de representación para que el Comité Consultivo continúe siendo un ámbito integrado por actores sociales involucrados con el SNIC», no queda claro a qué se refiere esta propuesta y no creemos que sea adecuado incorporarla de esta forma en el plan. Ya el decreto 444/016 reglamenta la Ley de Cuidados respecto al Comité Consultivo. En dicho decreto se establece una integración para la primera etapa y se establece para la segunda: «Al inicio del nuevo período de gobierno subsiguiente (2020-2025), cada colectivo integrante del Comité presentará ante éste el procedimiento de designación de sus delegados/as. Una vez que el Comité tome conocimiento de dicho procedimiento, los diferentes colectivos designarán a sus representantes definitivos conforme al mismo«.
    • El enunciado «fortalecer el rol articulador de las personas representantes del Comité Consultivo con sus propias organizaciones, estimulando un compromiso creciente con los cuidados» no se comprende. En función de la necesaria independencia que deben tener las organizaciones en su trabajo, no corresponde la incorporación de este desafío/objetivo.
  17. El término «menores» debería ser sustituido por «niñas, niños y adolescentes» o «infancia».
  18. En vez de «ayuda» es más adecuado referirse a «asistencia» o «apoyos»