Más recursos para el Sistema de Cuidados

placa 1_Rend de Cuentas

La Red Pro Cuidados, UdelaR, PIT-CNT, ONAJPU, ANONG, CIEDUR, FCPU, organizaciones integrantes del Comité Consultivo de Cuidados han iniciado una campaña para asegurar los recursos planteados por el Poder Ejecutivo  para el Sistema de Cuidados en el marco de la rendición de cuentas.

La Encuesta Nacional de Hogares de 2016 indicó que 58.384 personas trabajaban de forma remunerada en el sector, pero la tarea se ejecutaba sin formación específica ni formalización.

Ante este panorama, podemos decir que las instituciones creadas para formar a los asistentes personales son recientes, tienen una perspectiva que desarrolla el propio Sistema Nacional de Cuidados, y contienen una currícula de estudio legitimada del Ministerio de Educación y Cultura que les entrega el título.  

Por otro lado, los que solicitan el servicio del asistente personal también deben dar sus pasos para formar parte del sistema; hacer un cuestionario que establezca si su discapacidad es lo suficientemente severa para requerir asistencia, y si lo es, depende de los ingresos del hogar para acceder a un subsidio del sistema que habilite la contratación de un asistente personal

Recibir el subsidio o no, depende de la suma de los ingresos de los integrantes de la familia menos el monto de una pensión por discapacidad (10.297 pesos), dividido esta cifra entre la cantidad de personas que integran el núcleo del hogar. Si el cociente es menor a 11.544 pesos por persona el sistema abona el 100% del subsidio, si da más de 42.328 no lo hará, y en situaciones intermedias se hará cargo de entre el 33 y el 67% del costo del servicio del asistente.

En un artículo del semanario Brecha en el mes de mayo, se publicó que el 86% de los hogares que tenían asistente personal recibían el subsidio en su totalidad, entonces, estas personas que necesitan de las políticas de cuidados habitan hogares con un presupuesto que como máximo llegan a los 11.544 pesos por persona por mes.

Un dato más que se desprende del informe anual del 2017 publicado por la Secretaría Nacional de Cuidados señala que “el 61% de las personas asistidas son menores de 29 años”, por lo tanto, la demanda que surgió en estos primeros años fue mayormente  la de atención de niñas, niños y jóvenes discapacitados.

Incongruencias: “El horizonte lo va a ir marcando el presupuesto”

El mismo artículo, establece que a finales del primer trimestre de este año había 4.389 individuos que tenían asistente personal, y que a fines del 2015 desde la Secretaría Nacional de Cuidados estimaba que existían 23.000 personas con dependencia severa, marcando el objetivo de que al final del quinquenio se podrían atender el 60% de las personas con este nivel de dependencia, alrededor de 14.000 personas.

En teoría el objetivo va en vías de cumplirse, ya que hay 9.237 núcleos familiares más con el subsidio aprobado, aunque el problema no es la aprobación, sino, si habrá la cantidad necesaria de asistentes personales capacitados para abastecer tal demanda. Actualmente hay 3.904 de ellos, por lo tanto, sólo 485 se han ocupado de más de una persona dependiente, y si se mantiene la proporción actual serán necesarios 11.667 asistentes para cumplir el objetivo trazado por la Secretaría nacional de Cuidados.

Julio Bango, en una nota del mes pasado en El Observador afirmó que hay 5.548 personas con dependencia severa “en condiciones” de acceder al programa de asistentes personales, de los cuales, la mitad “están en un proceso administrativo de asignación de asistentes” que se concretará “pronto”.

En esta área de atención, Bango también estableció que la cantidad de usuarios atendidos “en base a los recursos” que el Sistema Nacional de cuidados está “casi a tope”.

En el mismo sentido, pero volviendo a la publicación de Brecha, Patricia Cossani, asesora de la Dirección en la Secretaría Nacional de Cuidados, dijo que la oferta de asistentes personales “viene más lenta” de lo que requieren, pero aseguró que la oferta abarcará a todo el país y proyectó que en diciembre de este año egresarán 1500 asistentes más.

Si la cifra de egreso que marcó Cossani se concreta, y teniendo en cuenta los números que maneja  la Secretaría de Cuidados, las personas con nivel de dependencia severa atendidas en el comienzo del cuarto año del gobierno después de haber realizado los trámites administrativos serán alrededor de 6.500, quedando sin atención  más de la mitad de personas (7.500) incluidas en el objetivo marcado para los últimos dos años del mandato.

En el 2017 el gobierno asignó al Sistema de Cuidados un presupuesto de 2.000 millones de pesos, y sufrió un recorte presupuestal en el marco del debate por la Rendición de Cuentas de 40 millones que fueron destinados a la educación.

El programa de asistentes personales en el 2017 contó para su ejecución con 543 millones de pesos de ese presupuesto, un poco más de la cuarta parte, aunque a la vista está que la demanda de asistentes superó su oferta.

A todo esto, se suma la campaña masiva de radio y televisión que está realizando presidencia procurando la universalización del Sistema de Cuidados, que según el jerarca, “duplicó el ritmo de demandas y consultas” en lo que respecta a la teleasistencia y a los asistentes personales.

Para la próxima rendición de cuentas, Bango en declaraciones a radio El Espectador afirmó que el Sistema Nacional de Cuidados tendrá un aumento presupuestal de 170 millones de pesos en la próxima Rendición de Cuentas que se destinará al aumento de la cobertura en primera infancia, adultos mayores y personas en situación de dependencia.

En lo que queda de este período, veremos si es realmente sustancial este incremento de un 8,5% que el gobierno estipulará en los recursos del Sistema Nacional de Cuidados y si alcanza para cumplir los objetivos que las autoridades del mismo se trazaron para el 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *